La Planta de Tratamiento de Residuos superó una marca histórica para la vida de la ciudad: en algo más de 2 años de funcionamiento se llegó a recuperar un total de 300.000 kilos de reciclables que ya no son basura contaminando nuestro ambiente.

A partir de la aplicación del programa de separación en origen, recolección diferenciada y selección de reciclables, Castelli recicla casi el 30% de la basura que produce y se ha convertido en una de las ciudades más limpias de la provincia.

Después de décadas del un modelo de manejo de la basura basado en arrojar los desechos a un basural a cielo abierto, hoy están avanzados los convenios para poder sanear el basural y así generar un ambiente más limpio, seguro y sin contaminación.

Recordá que cada miércoles el camión recolector pasa a buscar la bolsa verde con reciclables.