Lo hizo otra vez. El River de Marcelo Gallardo dio una nueva muestra de personalidad, le ganó por 3-0 a Athlético Paranaense y se consagró campeón de la Recopa Sudamericana.

Nacho Fernández, Lucas Pratto y Matías Suárez, todos en el segundo tiempo, marcaron los tantos que sirvieron para remontar una serie que estaba 1-0 a favor de los brasileños. Franco Armani, con dos grandes atajadas, también fue clave en el desenlace del partido.

Cuando el encuentro estaba cerrado y el Millonario no encontraba los caminos para abrirlo, apareció una de las grandes polémicas del encuentro: una mano de Lucho González. Luego de consultar el VAR, el árbitro sancionó la pena máxima. Nacho perdió el duelo con el arquero, pero capturó el rebote y marcó el primero.

El segundo tanto llegó ya en tiempo suplementario. Lucas Pratto tuvo una clara y no perdonó. Ya con el rival jugado, Matías Suárez se encargó de liquidar la historia y terminó de desatar la euforia de los hinchas.(TN)