Sin faltar las medialunas y los cafés, la sucursal de la Boston de Buenos Aires y Belgrano tuvo su esperada reapertura, después de que los trabajadores transitaran un año de una ardua lucha para materializar su sueño y garantizar la continuidad de sus fuentes laborales.

Los inconvenientes en la empresa Boston habían empezado en el invierno del 2017, con la falta de pago de los salarios. Tras meses de lucha y más de 70 despidos, en junio de 2018 se inició la toma del local de la calle Buenos Aires.

Asimismo, en enero de este año se concretó el desalojo de la tradicional confitería de Urquiza y la Costa. Sin embargo, tras un año de lucha y conflictos gremiales, los trabajadores tienen un motivo para festejar y ya sueñan con volver a ser el emblemático café que le abrió sus puertas a miles de marplatenses y turistas.

“Este es el logro del sacrificio que hicieron los trabajadores”
Durante la reapertura del local céntrico, hubo presencia de distintos dirigentes políticos y referentes de los sindicatos que representan a los Gastronómicos y Pasteleros, que acompañaron la lucha de los empleados de la Boston.

Carlos Vaquero, el Secretario General del sindicato que representa a los empleados pasteleros, destacó a 0223 que esta reapertura implica “una fuente de trabajo importante más para Mar del Plata”.

“Fue una lucha muy larga pero el verdadero logro para destacar es el de los trabajadores, que hicieron un gran sacrificio en todo este año para poder vivir esto”, expresó el sindicalista, quien agregó: “Pedimos a los marplatenses que se acerquen para colaborar y dar una mano a los compañeros”.

Respecto de la situación de los empleados, Vaquero recordó que en esta sucursal había quedado una planta con 10 trabajadores. “Muchos hicieron demanda por indemnización, otros consiguieron trabajo y quedaron 10. Van a tomar a 7 y otros 3 van a ir rotando y cubriendo suplencia. Tenemos esperanza de que una vez que esto funcione, puedan ingresar los 3 que faltan y muchos más”, afirmó.