La pareja de ladrones que la semana pasada asaltó y torturó a dos jubiladas con un bebé en brazos en la localidad bonaerense de Santa Teresita, fue detenida en las últimas horas tras ser delatada por un vecino del barrio donde vivían.

Las dos mujeres de 80 y 84 años habían sido brutalmente golpeadas y torturadas por los delincuentes que les desvalijaron la casa.

La pareja, con su beba en brazos, había sido captada por las cámaras de seguridad de la casa, cuando intentaba escapar.

“Me pegaban con una saña tremenda. Tengo chichones en la cabeza y me desfiguraron toda la cara. Calentaban un cuchillo con fuego y me lo ponían en la cara. No perdí el ojo de milagro”, había revelado Esther, una de las víctimas.