El cordobés se impuso en la final frente al británico Gordon Reid, por un cómo 6-1 y 6-3 y volvió a ser el número uno del mundo.

El cordobés Gustavo “Lobito” Fernández se coronó campeón de Roland Garros en tenis adaptado sobre silla de ruedas, tras imponerse este sábado en la final sobre el británico Gordon Reid por un cómodo 6-1 y 6-3.

Fernández, nacido en Río Tercero hace 25 años, conquistó por segunda vez en su carrera el Grand Slam parisino, ya que también se había coronado en 2016, y estuvo muy cerca en otras dos ocasiones, cuando perdió las finales de 2017 y 2018.

Además, el “Lobito” estiró a cuatro su cosecha de “Grandes” puesto que se había coronado en las ediciones 2017 y 2019 del abierto de Australia.

En su camino al título, Fernández superó en cuartos de final al sueco Stefan Olsson por 4-6, 6-1 y 6-1, en semifinales al británico Afie Hewett por 6-1 y 6-2, y finalmente a Reid en la definición.

El tenista de Río Tercero había insinuado que podía conquistar Roland Garros, ya que en la gira previa sobre polvo de ladrillo ganó el abierto de Roma, tras imponerse en la final sobre el francés Stephane Houdet por 7-5 y 6-2.