Tras las idas y vueltas, el líder del Frente Renovador oficializó el arreglo con la fórmula que lleva como vicepresidenta a Cristina Kirchner. Resta definir si habrá competencia interna en las PASO.

El precandidato a presidente y el jefe del Frente Renovador terminaron de delinear el acuerdo electoral. “Hace tiempo que una gran parte de nuestra sociedad espera que nos unamos para que Argentina pueda salir adelante”, indicaron en un documento difundido.

El precandidato a presidente de Unidad Ciudadana-PJ, Alberto Fernández, y el referente del Frente Renovador, Sergio Massa, sellaron esta tarde un acuerdo programático y resolvieron inscribir el “Frente de Todos”, que integran 13 partidos y tiene como base troncal al PJ, para competir en los comicios nacionales.

Pasadas las 18 Massa llegó caminando desde la calle Balcarce a las oficinas que Fernández tiene en México 337, en el barrio porteño de Monserrat, sin hacer declaraciones ante los periodistas que montaban guardia en el lugar.

Minutos después llegó Fernández, también a pie, pero recorriendo el trayecto en sentido inverso, es decir desde el lado izquierdo del local, ya que venía de la esquina de la calle Defensa.

El promocionado “café” (al cual Fernández había invitado a Massa el domingo pasado), que tuvo la foto de rigor, duró unos 45 minutos y ambos referentes acordaron la redacción de un documento que además subieron a las redes desde sus cuentas de Twitter.

A continuación, el documento:

Todos

Hace tiempo que una gran parte de nuestra sociedad espera que nos unamos para que Argentina pueda salir adelante. Es una demanda que nace de abajo para arriba, en las calles y los barrios de cada ciudad y de cada pueblo.

Las opciones son claras. Nuestras prioridades son el trabajo y la producción, los humildes y la clase media, los comerciantes y los emprendedores, los que enseñan y los que aprenden. Hay que salir de la lógica de la especulación financiera y construir la agenda de desarrollo.

El país necesita volver a ofrecer soluciones concretas a los problemas de la mayoría. Los desafíos que tenemos por delante exigen una mirada amplia, diversa y plural, en la que ningún argentino ni argentina se queden afuera. La construcción de una coalición electoral y de gobierno y un programa con bases y puntos acordados lo hará posible.

El camino para ponernos de nuevo de pie es entre todas y entre todos.