El 17 de Junio, se rendirá su merecido homenaje a un gran luchador por la emancipación y la independencia de nuestra patria, el General Don Martín Miguel Juan de la Mata Güemes Montero de Goyechea y la Corte, hombre de prestigio, y de ilustrísima descendencia, de familia antigua y noble del Reino de España, para más, de Cantabria.

Con motivo de la batalla del Valle de Lerma, premio a los Salteños, en idea del General Manuel Belgrano: “Compañero y amigo querido… Tucumán 3 de junio de 1817. P.S. Hoy he dado a conocer a Ud. Por coronel mayor, reciba Ud. Las cordiales enhorabuenas con que le felicito. Deseo decorar a los valientes que tanto han trabajado y trabajan en esa provincia. ¿No le parece a Ud. Que sería buena una estrella de seis brazos de oro para los jefes y de plata para los oficiales coronada de laurel y encima con esta inscripción: “Al valor y constancia en la provincia de Salta”? Dígame Ud. Lo que le parece, para proponerlo; porque sí vamos a dar grados militares, habrá tantos que no serán apreciables. Advierto que deberá la condecoración, según mi idea, ponerse en los ojales de la casaca, al pecho, pendiente de una cinta celeste y blanca; en fin, discurra Ud. Y dígame con franqueza su idea.(Rúbrica del Gral. Manuel Belgrano) Jujuy”

Señor Don Martín Güemes

“Belgrano, feliz de los resultados obtenidos en la Batalla en el Valle de Lerma por las milicias gauchas de Salta conducidas por Martín Güemes, envía ésta carta proponiendo al salteño otorgar premio a los oficiales y gauchos que participaron en la larga contienda. De esta forma las fuerzas de Güemes se hacen acreedoras de premios concedidos por el Gobierno Central”.

La Batalla del Valle de Lerma, fue una importantísima acción en defensa de las ideas emancipadoras, en donde alrededor de 19 días en contra de

unos 4.500 realistas que enfrentaron unos 3.000 gauchos bien valientes, en la lucha continental para asegurar las ideas de libertad Americana.

Don Martín Güemes vino a la vida en la provincia de Salta por el año 1787, perteneciendo a una de las más importantes familias del país. Se cultivó en ser militar, como otros antepasados, carrera que hizo con gloria, ya de joven cadete, estuvo en las invasiones inglesas, sobresaliendo. En 1810, era Capitán de Granaderos, albores de la patria emancipada. Así con el tiempo se transforma en la barrera infranqueable del norte argentino con sus gauchos, no errando, el General San Martín, al apostar todas sus esperanzas en este hombre de armas que le tocó proteger el Norte Argentino junto a sus soldados.

Recordemos que era amigo del creador de nuestra Bandera Nacional, el General Don Manuel del Corazón de Jesús Belgrano González y del General Don José Francisco de San Martín Matorras, entre otros.

Pero fue un 7 de junio del año 1821, el destino juega su mala pasada, y por sorpresa él y sus hombres, ante el enemigo de improviso, sobre una columna que le cierra el paso con una lluvia de balas que bate a muchos de los suyos, sigue y vuelve adelante donde fue herido. Su sangre gaucha riega la tierra patria, es socorrido y a los días entrega su alma al cielo y su cuerpo a reposo para siempre, así fue el fin de quien nos defendió tanto en nuestro bello Norte.

Era un hombre rico, de capital y de hombría, al igual que su esposa Doña María del Carmen Puch de la Vega Velarde de Güemes, con quien comparto el apellido de la Vega, ellos contribuyeron con el capital de ambos para la Patria, al igual que su padre; la tristeza en poco tiempo le lleva su vida, con sus jóvenes 25 años.

La Patria estaba en buenas manos…

(Poesía en Jotabea)

MARTÍN Y DOÑA MARÍA GÜEMES

Por Salta la linda en ese gran drama,

en batallas la sangre se derrama.

Paladín de guerrillas en partidas,

defendiendo la frontera y las vidas.

Y con furor patriota en sus salidas,

con tu hazaña la patria consolidas.

Tú esposa, Gaucho, te brinda coraje,

y nosotros el mejor homenaje.

El Norte fue un baluarte a toda trama,

San Martín asegura en sus salidas,

y logra Libertad con el Gauchaje.

 

Noé Zenón Suárez Casielles- 2019.