HILDA GATTI DE PELLIZZA

La Comisión y abuelas del Hogar de Ancianas San Vicente de Paul ruegan al Señor una oración por tu eterno descanso.
Chiquita fuiste una luchadora incansable, solo querías lograr lo mejor para las queridas abuelas.
Nunca olvidaremos tu paso por este querido Hogar.
Que el Señor te reciba y puedas desde allí, seguir disfrutando de las alegrías de este mundo.