En horas de la noche, los uniformados se encontraban realizando las habituales tares de prevención, cuando tomaron conocimiento que un masculino con frondosos antecedentes , había agredido físicamente a su pareja y que su hijo menor, se encontraba dentro de la vivienda.

Al llegar al domicilio, la policía es recibida por el agresor quien los habría amenazado y tratado de agredir con un mango de hacha. Ante esta situación, los uniformados rápidamente procedieron a la aprehensión del sujeto, evitando males mayores.

El masculino y la mujer fueron trasladados al hospital local para constatar lesiones. La femenina presentaría fractura de muñeca.

El agresor quedo a disposición de la Justicia.