El Gobierno prorrogará por tres años la moratoria para que las mujeres que cumplan 60 años y no completaron sus aportes puedan jubilarse, informó hoy la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses).

El plazo para acogerse a la moratoria jubilatoria para las mujeres de entre 60 y 65 años vencía el próximo 23 de julio.

El Director Ejecutivo de la ANSeS, Emilio Basavilbaso, fundamentó la prórroga en que la ley 27.260, sancionada en 2016, en el artículo 22, que puso en vigencia esa moratoria, dejaba abierta la posibilidad de que pudiera ser prorrogada tres años.

“Atento a la proximidad del vencimiento del plazo de vigencia y a los efectos de continuar garantizando el acceso al beneficio previsional, a las mujeres que presentan un mayor grado de vulnerabilidad, resulta oportuno recurrir a la facultad de prorrogar el mismo conforme a la ley 26.970, de conformidad con lo dispuesto en el segundo párrafo del artículo 22 de la ley 27.260”, dice la resolución.

Esta prórroga alcanza a las mujeres nacidas a partir de 1955 que tenían 18 años en 1973, que cuenten con entre 60 y 64 años al 23 de julio de 2022 y que no alcancen la cantidad de años de aportes previsionales requerida y que aportaron al menos cuatro años hasta el 31 de diciembre de 2003.

A este grupo etario, al que como mínimo le faltarían aproximadamente unos 26 años de aportes jubilatorios, se le permite “comprar aportes” y pagarlos con cuotas mensuales de unos 475 pesos promedio a partir del momento en que se jubilan.

La moratoria originalmente vencía el 18 de septiembre de 2016 pero fue prorrogada hasta este año. Ahora se suma una nueva prórroga por tres años.

Para ingresar en este plan, la Anses hace previamente una evaluación socioeconómica: si no se cumplen con las condiciones allí previstas, que tienen que ver con niveles de ingresos, patrimonio, gastos y consumos, la prestación no se otorga.

El comunicado emitido hoy por la Anses señala que si se verifica la situación social planteada en esa evaluación, la interesada podrá adherirse al plan declarando deudas por períodos “comprendidos entre los 18 años de edad de la titular y el 31 de diciembre de 2003.

Este plan prevé planes de pago de hasta 60 cuotas, cuyo monto se va actualizando según el índice de movilidad de los haberes.

A su vez, la opción que ofrece el Gobierno para las personas sin aportes es acceder a la Pensión Universal para el Adulto Mayor (PUAM) implementada a través de la Ley de Reparación Histórica. Esta pensión rige a partir de los 65 años para ambos sexos, sin necesidad de ningún tipo de aportes pero con un beneficio del 80% del haber mínimo. Para recibir esta pensión se requiere no recibir ningún otro tipo de prestación como las pensiones por viudez.

En las últimas semanas, ante la inminencia del vencimiento de la moratoria, la Anses registró una saturación en sus turnos. “Que se prorrogue por tres años debería llevar alivio a la gente”, indicaron en el organismo.

En mayo de este año, en Diputados se había presentado un proyecto para extender hasta el 18 de setiembre de 2020 la vigencia de la moratoria para que las mujeres de entre 60 y 65 años puedan jubilarse con menos de 30 años de aportes previsionales, conocida como jubilación de amas de casa.