El presidente del bloque Pro de la Cámara baja salió al cruce de la líder de la Coalición Cívica luego de que la diputada lanzara el sábado por la noche una dura acusación contra Emilio Monzó. Sostuvo que “tuvo su valor como opositora, pero no supo adecuarse a su posición de oficialista”.

Ya fuera de las listas para ser reelecto y tal vez con un pie afuera de Cambiemos, el jefe del bloque Pro de la Cámara de Diputados, Nicolás Massot, tuvo declaraciones durísimas contra una de las socias fundadoras de la coalición oficialista, Elisa Carrió, luego de que la diputada lanzara veladas acusaciones contra Emilio Monzó.

En su participación en La Noche de Mirtha Legrand, Carrió denunció que “parte del PJ” trabajó “desde mayo del año pasado hasta enero de este año” para que la Coalición Cívica rompiera su alianza con Cambiemos, y fue más lejos al afirmar que tuvo “un enviado del kirchnerismo que me conoce mucho y yo lo quiero mucho, que me dijo: ‘¿Lilita, vos vas a romper?’. Pero estaba en realidad mandado por Monzó”. El supuesto enviado era el expresidente de la Cámara de Diputados Julián Domínguez.

Este domingo Massot salió a cruzarla con dureza: “La acusación de Carrió es gravísima, no la esperábamos. Era difícil de anticipar semejante falacia, pero no sorprende viniendo de ella. En estos años nos ha tocado ver la peor versión de Carrió a los argentinos”.

“Tuvo su valor como opositora, pero no supo adecuarse a su posición de oficialista. Llama la atención por el contraste con la constante responsabilidad de Monzó con la frecuente imprudencia de Carrió”, declaró el legislador, mano derecha de Monzó en la Cámara de Diputados y que como el presidente de la Cámara dejará su banca en el oficialismo a fin de año.

En declaraciones al programa El fin de la metáfora (Radio 10), Massot dijo que su coleta “es la persona que más cuestionado a la autoridad presidencial en estos años”, y recordó cuando “lo acusó a Ritondo de ser cómplice de la recaudación ilegal de la Policia bonaerense; al presidente lo ha intimado en sucesivas ocasiones por su vínculo con (Daniel) Angelici y cuando le planteó el juicio político a (Germán) Garavano; tuvo choques con (Martín) Lousteau, con quien comparte fórmula en la Capital; al ‘Coti’ Nosiglia lo usó como excusa para dinamitar a Cambiemos en Córdoba, para tener la peor performance electoral en la historia de la oposición…”.

Y al respecto agregó que esa “fue una de las tantas extorsiones que Carrió le planteó al presidente por un favoritismo personal por la candidatura de (Mario) Negri”. Recordó también que “con (Rogelio) Frigerio tuvo encontronazos y hasta deslizó denuncias de falta de transparencia en su gestión que posiblemente sea una de las mejores del gabinete”.

“Con la UCR desde hace años tiene un pleito permanentes y con(Alfredo) Cornejo en particular -continuó-. De (Miguel) Pichetto decía que no creía en la democracia y hoy dice que es el principal republicano y el mejor vicepresidente. Me acuerdo las barbaridades que dijo de (José) Corral en Santa Fe. No me sorprende de ella porque rebobina rápidamente y pide disculpas bastante seguido”.

Luego insistió en que “es una falacia lo que dijo ayer sobre Monzó. Lo que dijo es mentira, es absolutamente falso y el propio Domínguez seguro saldrá a negarlo”.

Asimismo Massot afirmó que “Carrió dinamitó la relación del gobierno con la Corte Suprema”, concluyendo que la líder de la Coalición Cívica “fue muy valiosa como opositora pero es muy dañina al ser oficialista. El gobierno entero le teme a esta persona”.

“Esta es una más de las mentiras y las manipulaciones de Carrió. Creo que es una postura de ella y no del gobierno”, insistió, recordando además que “ella me injurió personalmente, pero nos tiene acostumbrados a sus exabruptos pero esto no es una cuestión personal. Ella se dio cuenta que había forzado una maniobra en Córdoba, de la cual era la única responsable”. (Parlamentario).