En Parque Norte, el jefe de Gabinete compartió un panel con el ministro Rogelio Frigerio y el consultor Jaime Durán Barba.

El jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, junto al consultor Jaime Durán Barba, participaron este miércoles del primer encuentro nacional del frente Juntos por el Cambio, que se desarrolló en Parque Norte.

“El único espacio que está en condiciones de defender y sostener, por coherencia, por convicción, por trayectoria y por liderazgo, la posibilidad de vivir en libertad y paz es Juntos por el Cambio”, afirmó Peña.

En esta línea, el ministro coordinador sostuvo que, durante los últimos tres años y medio, el Gobierno nacional ha defendido “la justicia independiente, la libertad de expresión, la libertad de prensa, una sociedad abierta e integrada al mundo, la transparencia, la lucha contra la corrupción”.

“Hemos protegido al ciudadano de la inseguridad, de las mafias, del narcotráfico”, agregó, antes de señalar que “el mayor esfuerzo ya lo hemos hecho” y que “ahora hay que redoblar la apuesta a un camino de transformación”.

Frigerio, por su parte, destacó que el gobierno de Mauricio Macri va a ser recordado como el “más federal de la historia de la Argentina” y que, gracias a la voluntad del jefe de Estado, “las provincias comenzaron a recibir recursos automáticos que les dieron autonomía para ya no depender de la voluntad del funcionario o burócrata de turno a nivel nacional”.

“Pudimos vencer las dificultades y generamos la gobernabilidad que necesitábamos para empezar a transformar el país. No sólo estamos a punto de ser el primer gobierno no peronista que termina el mandato constitucional, sino que además estamos a punto de ser el primer gobierno no peronista que reelige en la Argentina a su presidente”, subrayó.

El ministro indicó, asimismo, que “los desafíos de la Argentina para adelante son enormes”, lo que requiere “ampliar la base de sustentación política de Cambiemos”.

Durán Barba, en tanto, puntualizó que “la gente es protagonista de la campaña” y que los dirigentes deben “pensar, ante todo, en solucionar sus problemas”.

“Estamos convencidos de que los argentinos no quieren volver al pasado y confiamos plenamente en nuestros candidatos. Mauricio y Miguel Ángel son los mejores candidatos que podríamos tener”, remarcó.