Dos policías resultaron heridos a balazos, uno de ellos de gravedad, en un tiroteo entre integrantes de la Policía Federal y de la Bonaerense durante un supuesto procedimiento en una estación de servicio de la ciudad de Azul. La balacera involucró a cuatro policías, tres federales y uno de la DDI de Azul, quienes estaban todos vestidos de civil y habían llegado a la estación de servicio en autos sin identificación, presuntamente en busca de una persona vinculada con el narcotráfico.

El oficial de la Policía Bonaerense, teniente Diego Coronel, sufrió las lesiones más graves: recibió un disparo en el abdomen. No bien ingresado al Hospital Pintos tuvo que ser operado, según informó el medio local El Tiempo. En ese intercambio de disparos, el efectivo federal, cabo Sergio Raúl Ferreyra, sufrió lesiones en una rodilla y un tobillo “que no presentan riesgo para su vida”, dijo el periodista Fabián Sotes al canal C5N. También fue trasladado al hospital municipal de Azul.

La causa penal que se inició la está instruyendo ahora Gendarmería Nacional y se tramitará a través de uno de los juzgados federales con asiento en Azul.

El tiroteo se produjo a las 8 de la mañana en una estación de servicio situada a la altura del kilómetro 301 de la Ruta Nacional número 3, en cercanía del ingreso a esa localidad del centro de la provincia de Buenos Aires.