El presidente Mauricio Macri, sostuvo este viernes en la provincia de Córdoba que “estamos saliendo hacia el crecimiento” luego de pasar “momentos muy difíciles” el año pasado y, de cara a las elecciones PASO, advirtió que esta es “una elección bisagra” y convocó “a salir con convicción” a ganar el voto.

En un acto partidario en Córdoba, el distrito donde obtuvo la mayor diferencia de votos en 2015, el presidente criticó varias veces al kirchernismo y sostuvo que “no vamos a cambiar, a volver inventar cepos y echarle la culpa a los demás y haber generado tanta exclusión y pobreza”.

Macri, con su candidato a vicepresidente Miguel Angel Pichetto, presentó al mediodía en la capital cordobesa la lista de candidatos de esa provincia, con miras a las elecciones primarias del 11 de agosto.

En ese marco, el jefe de Estado, tras manifestar que “se sentaron las bases” para una futuro de “crecimiento”, consideró que esta es “la mejor época, tal vez, de nuestra historia”.

Además insistió en su crítica a la gestión pasada al expresar que “nos hicieron creer que no tenemos deberes en la democracia” y advirtió lo que puede pasar con una nueva gestión kirchernista es lo que ocurre en Venezuela, donde “miles de venezolanos están escapándose de la hambruna y donde no funciona nada, solamente el terror y la violación sistemática de los derechos humanos”.

El presidente evaluó que transcurridos “estos tres años y medio se recorrió tal vez la etapa más dura y ahora emprendemos la etapa más valiosa”. Macri se refirió también a la interna del radicalismo cordobés donde hubo dos listas para la candidatura a gobernador, encabezadas por Mario Negri y Ramón Mestre, ambos presentes en el acto, y en ese sentido dijo que “los necesito a cada uno de ustedes por más que pudo haber un problemita entre las tropas, ya pasó”.