La senadora se había referido a la entrevista que le hizo en 2017 como un “interrogatorio” intimidante, lo que llevó al periodista a tratarlo de “torturador”.

En su presentación marplatense de su libro “Sinceramente”, Cristina Fernández de Kirchner dedicó un párrafo a la entrevista que durante la campaña 2017 le hizo el periodista Luis Novaresio, y contó que en esa oportunidad “me sentí interrogada. Solo faltaba que me pusieran un reflector adelante y me hicieran algo desde atrás”, en una vaga referencia a algún tipo de tortura.

Ello llevó al periodista Luis Novaresio a anticipar en Twitter que en su programa Debo decir, de América TV, se referiría a “la imputación de cuasi torturador que me hizo @CFKArgentina. El día que ‘interrogué’ a Cristina Kirchner”.

Ante ello, la expresidenta se adelantó a los dichos del conductor para aclarar sus dichos. A través de una serie de tuits, contó que acababa de leer lo que había escrito Novaresio, que “considera que le hice una imputación de cuasi torturador al referirme a la entrevista que me efectuara en la campaña electoral 2017”.

“Quiero decirle que como surge claramente de la exposición y el contexto en que lo dije, lo hice en un sentido obviamente metafórico y para que pudiera entenderse claramente la diferencia en la forma de entrevistar a los candidatos del gobierno y a los candidatos de la oposición”, aclaró la senadora nacional.

Agregó que “sin ir más lejos y a título de ejemplo, lo que Alberto Fernández debió soportar en Córdoba de parte de un periodista claramente vinculado al oficialismo y que es una prueba cabal de lo que quise poner de relieve”, señaló en referencia a la entrevista que le realizaron el viernes pasado en Cadena 3.

La compañera de fórmula de Cristina Kirchner concluyó pidiéndole a Novaresio “disculpas si se sintió ofendido”, porque -dijo- “estuvo muy lejos mi intención de hacerle ningún tipo de imputación y menos de esa naturaleza de tan triste memoria para los argentinos y las argentinas”.

A las 22, al inicio de su programa en América TV y a la hora del pase con su colega Luis Majul, Novaresio agradeció “la disculpa personal” de la expresidenta, y admitió haberse sentido “muy incómodo” por los dichos de Cristina.

Evocó la entrevista que le había hecho hace dos años a la entonces candidata a senadora y contó haberla repasado el fin de semana. “Tocamos 22 temas” durante la nota, e insistió: “La verdad que me sentí muy incómodo, más allá de las disculpas. La luz adelante y la picana eran la época de la policía y la ilegalidad… Me sentí cuasi torturador… Me alegra mucho el pedido de disculpa”.