Un perro fue asesinado de un disparo en la cabeza en la ciudad de Olavarría. Los dueños del animal aseguran que el agresor fue un vecino.

El hecho ocurrió al mediodía, cuando la familia almorzaba y el perro quiso salir a la calle por lo que le abrieron la puerta. Después se escuchó una detonación y un aullido. El can fue hallado tendido en la calle con una herida de arma de fuego en la cabeza, agresión de la que habría sido testigo una persona que justo arribaba a la vivienda.

Tras la muerte del perro, sus dueños fueron a increpar al vecino e hicieron la denuncia. Efectivos de la Policía Científica arribaron al lugar y se llevaron al animal para realizare una autopsia. “No entiendo que se le paso por la cabeza a este hombre”, dijo la dueña del can, al referirse a su vecino.