La Asociación Judicial Bonaerense (AJB) convocó este lunes a un paro en los 19 departamentos judiciales de la provincia de Buenos Aires para el próximo 5 de agosto, para “exigirle” al Ejecutivo que los convoque a negociaciones paritarias.

El anuncio se da después de que el gobierno bonaerense anuncie que liquidará un aumento para el sector del 13% con los salarios de agosto.

En un comunicado, el secretario general de ese sindicato, Pablo Abramovich, precisó que “ese adelanto decidido unilateralmente por el gobierno de María Eugenia Vidal equivale a un 13% calculado sobre los salarios de diciembre de 2018, y se liquidará con los haberes del mes de julio”.

Añadió que ello “constituye una nueva violación al derecho a la negociación colectiva por parte de la gobernadora Vidal, que esconde la negativa a discutir seriamente la recuperación de los más de 15 puntos de salario perdidos en 2018, así como la garantía de que el aumento en 2019 acompañe o supere la inflación durante el segundo semestre”.

El dirigente expresó la voluntad de “diálogo” del sector y pidió al gobierno la reapertura de las negociaciones paritarias “para poner fin a este conflicto”.