Fue informado por el fiscal general de Dolores, Diego Escoda, quien también confirmó que solicitaron las imágenes de las cámaras de los peajes y estaciones de servicio de la noche del 19 al 20 de julio.

El fiscal general de Dolores, Diego Escoda, informó que se envió a peritar el teléfono celular hallado en la camioneta en la que se accidentó el cantante de cumbia Rubén Darío “El Pepo” Castiñeiras, y que se solicitaron las imágenes de las cámaras de los peajes y estaciones de servicio de la noche del 19 al 20 de julio.

Escoda aseguró a Télam que “se envió a peritar a la Unidad de Análisis Telefónico el teléfono celular que se encontró en el auto”.

Además, el fiscal general solicitó las cámaras de los peajes, estaciones de servicio y de la confitería Atalaya, lugares en los cuales “El Pepo” pasó con su camioneta entre la noche y madrugada del viernes al sábado últimos, cuando ocurrió el accidente en el que fallecieron el mánager de su banda, Ignacio Abosaleh, y el trompetista, Nicolás Carabajal, y resultó herida la corista Romina Candia.

Escoda también espera las pericias químicas y los exámenes toxicológicos y de alcohol en sangre que le realizaron al cantante luego del accidente, como también las declaraciones de los bomberos y enfermeros que atendieron a “El Pepo” y a Candia en el lugar del hecho.

Este lunes se confirmó que Castiñeiras manejaba en el momento del accidente y que iba tomando un “destornillador”, un trago que contiene vodka, bebida de la cual hallaron una botella en la camioneta.

“El Pepo” está imputado de “homicidio culposo doblemente agravado por la conducción imprudente, negligente, y anti reglamentaria de un vehículo con motor y por ser más de una persona las víctimas fatales”, en concurso ideal con “lesiones culposas doblemente agravado”.

Este martes por la mañana, Marcelo Biondi, abogado de los familiares de Carabajal, advirtió que “trabajará para reconstruir la verdad histórica, para que no haya manipulación ni falsa información en los medios, y para que (El Pepo) no tenga un tratamiento distinto por ser famoso”.

Fuentes hospitalarias indicaron que le realizaron una tomografía a Castiñeiras debido a que estaba muy dolorido de la fractura de una de sus costillas.

En la sala permanece custodiado por tres policías -dos fuera de la habitación y uno en la puerta del hospital-.

Este miércoles, el fiscal Diego Bensi le seguirá tomando declaraciones al personal de bomberos, policía y enfermeros que llegaron al lugar del accidente.

Con información de Télam