El operativo se realizó en Necochea. El dueño del lugar, que tenía antecedentes por este tipo de delitos, quedó detenido.

A raíz de una investigación por el robo de autos en la vía pública, efectivos de la DDI Necochea y sus pares de la DDI Mar del Plata y Sub DDI Lobería este martes se realizó un allanamiento que permitió secuestrar siete autos cortados y decenas de autopartes en un domicilio que funcionaba como desarmadero clandestino.

El lugar estaba a cargo de un hombre de 50 años que registraba antecedentes por robo de autos.

La situación había sido advertida por efectivos de la DDI local quienes constataron que en el domicilio de calle 73 al 1900 funcionaba un desarmadero a cielo abierto de difícil acceso. Ante estas circunstancias se iniciaron actuaciones con intervención de la Fiscalía Nº 1 a cargo José Cipoletti.

En poco menos de dos días, fueron incorporados elementos de prueba y remitidos a la Justicia de Garantías, a cargo de Guillermo Llugdar quien aprobó la petición fiscal y autorizo la orden de allanamiento para el inmueble.

Los efectivos de la DDI irrumpieron en la vivienda y detuvieron al dueño del lugar, principal sospechoso, y quien se según la investigación desarrollaba las maniobras ilícitas investigadas.

Durante la inspección del inmueble, los efectivos policiales contabilizaron la cantidad de siete autos cortados, literalmente, con la numeraron de motor y chasis identificatoria borrada. No obstante con intervención de peritos perteneciente a la Planta Verificadora Necochea, se logró determinar que al menos dos autos registraban secuestro.

Dentro de los elementos secuestrados, como patentes, cristales, partes de numeración de chasis, preparados para el ensamblado de otros vehículos, elementos de corte, una soldadora y una amoladora, asimismo hallaron una pistola o lápiz eléctrico utilizado para grabar números en los cristales, con los que simulan el tallado de otra patente o número de chasis grabado de fabrica. Esto motivo a los investigadores sospechar que la sujeto detenido también se dedicaba a adulterar vehículos, o convertir vehículos en autos “gemelos” o “mellizos”.

Entre los autos secuestrados figuran un Peugeot 206, sin patente con números de motor y chasis amolados, un Peugeot 405, un Fiat 147 un Fiat Duna, un Fiat Uno y Fiat Siena, todos ellos en proceso de desarme con numeraciones registrales amoladas. Un Volkswagen Up robado de Comisaría Segunda de Mar del Plata y un Peugeot 206 robado también en esta ciudad.

El detenido -cuyos demás datos personales no fueron revelados- fue imputado por el delito de Encubrimiento Agravado por Habitualidad y fue trasladado a sede policial.