A través de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC), el Gobierno presentó una denuncia este jueves en la Justicia contra los pilotos de Aerolíneas Argentinas que, a través de los altoparlantes de los aviones, enviaron mensajes con contenido político.

El titular de la ANAC, Tomás Insausti, fue quien presentó el escrito en el que se puede leer “vengo a formular la presente denuncia para que se analice si las conductas desarrolladas implican la posible comisión de un delito de acción pública, en su caso, si se habría puesto en peligro la seguridad de las aeronaves en los términos del art. 190 del Código Penal, como así también si existió alguna vulneración a la libertad ambulatoria de los pasajeros o su situación anímica”.

A través de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC), el Gobierno presentó una denuncia este jueves en la Justicia contra los pilotos de Aerolíneas Argentinas que, a través de los altoparlantes de los aviones, enviaron mensajes con contenido político.

El titular de la ANAC, Tomás Insausti, fue quien presentó el escrito en el que se puede leer “vengo a formular la presente denuncia para que se analice si las conductas desarrolladas implican la posible comisión de un delito de acción pública, en su caso, si se habría puesto en peligro la seguridad de las aeronaves en los términos del art. 190 del Código Penal, como así también si existió alguna vulneración a la libertad ambulatoria de los pasajeros o su situación anímica”.

Esta denuncia surgió luego de que se difundiera un video en el que se escucha a través del sistema de altavoz de los aviones de Aerolíneas Argentinas, mensajes de los pilotos contra la política aerocomercial del Gobierno y en defensa de las medidas sindicales.

La emisión del mensaje se produjo minutos después del aterrizaje y fue realizada por el comandante de ese vuelo que se dirigió a los pasajeros a través del sistema de altoparlantes.

“Les habla el comandante. Habiendo finalizado el vuelo, queremos informarles sobre la situación que enfrentamos los pilotos argentinos. Como resultado de la actual política aerocomercial, hoy tenemos empresas que no pueden pagar salarios, que han suspendido sus operaciones, que reducen las dotaciones de pilotos con despidos encubiertos o que se achican devolviendo aviones, levantando destinos y cortando frecuencias”, comienza el mensaje.

Y concluye: “Ante esta situación que pone en riesgo miles de fuentes laborales en el país, ratificamos nuestro compromiso de seguir defendiendo la aviación argentina. Los cielos también son de cada uno de ustedes. Desde ya, agradecemos su comprensión”.

Este jueves, el titular del gremio de los pilotos (APLA), Pablo Biró, subió la apuesta con una nueva amenaza: “Si el Gobierno quiere escalar, el conflicto va a escalar. Esto termina mal. Cuando digo termina mal es porque al no tener voluntad de diálogo ni de revertir las políticas equivocadas, profundizan los conflictos, yo lo había anticipado que termina mal porque hay una provocación permanente, extranjerizan la aviación, toman medidas perjudiciales para nuestros puestos laborales y la conectividad de los usuarios”.

En la denuncia del Gobierno, Insausti solicita distintas medidas de prueba como “la nómina completa de los vuelos en los cuales se han divulgado los comunicados en cuestión, con identificación de su tripulación y sus pasajeros”. Consigna El Día.

También pide que “se requiera a las aerolíneas que operan en el mercado aerocomercial argentino que informen si en alguno de sus vuelos programados se ha dado lectura a comunicados de similares características a los aquí denunciados”.