Cristina Fernández de Kirchner, Elisa Carrió, Aldo Rico, Eugenio Zaffaroni y hasta Ramón “Palito” Ortega podrían compartir escenario después de las PASO, en un homenaje por el 25° aniversario de la sanción de la Reforma Constitucional de 1994.

El homenaje fue informado hoy por el Gobierno nacional a través de un decreto en el que ordenó los festejos conmemorativos por el 25° aniversario de la sanción de la reforma constitucional, que entró en vigencia el 24 de agosto de 1994 e introdujo la reelección presidencial, tras acortar a cuatro años el mandato.

“Es una oportunidad excepcional para promover los valores contenidos en nuestra Carta Magna y revitalizar los ideales que ella nos propone, reconociendo el protagonismo y la robustez que los principios constitucionales deben tener en toda sociedad democrática”, se indicó en el decreto comunicado en el Boletín Oficial, que dispuso actos los días 14 y 24 de agosto, pasadas las PASO del 11.

En el marco de los festejos, el Gobierno dispuso entregar una medalla conmemorativa a los Convencionales Constituyentes que elaboraron la reforma, condición que comparten Cristina Fernández de Kirchner, Elisa Carrió, el exjuez de la Corte Eugenio Zaffaroni y el carapintada Aldo Rico, quien en 1987 encabezó un levantamiento contra Raúl Alfonsín.

También formaron parte de la Convención Constituyente los ministros de la Corte Suprema Juan Carlos Maqueda y Horacio Rosatti; el exjefe de Gobierno porteño Aníbal Ibarra; el fallecido dirigente socialista Alfredo Bravo; el gobernador de Formosa, Gildo Insfrán; el actual embajador en España, Ramón Puerta, el ministro de Defensa, Oscar Aguad, Carlos Reutemann y el ex presidente Adolfo Rodríguez Saá.

La Convención Nacional Constituyente sesionó en Santa Fe y Paraná, entre los días 25 de mayo y 22 de agosto, y la nueva constitución se juró el día 24 de agosto, en el histórico Palacio San José, en Entre Ríos.

La reforma constitucional acortó el mandato del presidente de seis a cuatro años, admitiendo una reelección, limitó el poder de los mandatarios para nombrar jueces, y creó varios órganos estatales, como la Auditoría General de la Nación, Defensor del Pueblo y el Jefe de Gabinete de Ministros.

En los considerandos de los festejos, el Gobierno destacó que “en el año 1994 nuestra Nación decidió reformar su Constitución a fin de que estuviese a la altura de los desafíos que enfrentaban las nuevas generaciones, reforzando las condiciones necesarias para la existencia de la vida democrática y reconociendo expresamente la diversidad de nuestra comunidad política”.