El director nacional de Defensa del Consumidor, Fernando Blanco Muiño, advirtió que no deberían faltar productos en góndola” porque los supermercados “no tienen limitación de disponibilidad de stocks y hay capacidad interna de producción”

 Muiño, advirtió  que se sancionará a los comercios que incrementen su rentabilidad en vez de trasladar la baja del IVA al precio final de 13 productos de la canasta básica.

El objetivo de la medida adoptada por el Gobierno nacional “no es generar mejor condiciones para la comercialización, sino para la compra de los consumidores”, dijo Blanco Muiño en declaraciones a radio La Red.

Entre las 6 y las 8 horas de cada día, explicó el director, “todas las cadenas informan precios para todos sus puntos de venta, y a partir de la información histórica y la nueva se van a hacer los controles para que la baja de la carga tributaria no vaya a rentabilidad”.

Según el funcionario “no deberían faltar productos en góndola” porque los supermercados “no tienen limitación de disponibilidad de stocks y hay capacidad interna de producción”.

Blanco Muiño justificó la no inclusión de carnes, frutas y verduras, ya que al ser productos frescos y estacionales “es más difícil el control”, aunque admitió que están en estudio medidas para productos de higiene y limpieza.