La socia fundadora de la alianza oficialista habló como vocera de la reunión realizada horas antes en Olivos, y aseguró que se decidió allí “actuar para respaldar al presidente”.

Polémica y enfática como siempre, Elisa Carrió insistió con su certeza de que el oficialismo podrá revertir en octubre la derrota de las PASO, pidió “responsabilidad” de parte de la fórmula ganadora para no afectar a los mercados y apuntó hacia el interior de Cambiemos al sugerir que hay gente allí “interesada en debilitar al presidente”.

Entrevistada en el programa “Desde el llano”, del canal Todo Noticias, la diputada de la Coalición Cívica respaldó enfáticamente también al nuevo ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, al que valoró sobre todo por su “honestidad”.

Molesta con quienes dan por concluida la elección, aclaró que no corresponde “hablar de un recambio de autoridades”, aunque sugirió que “podría haber gente dentro del Gobierno que ya busque una transición con Alberto Fernández”. Para Lilita, “se desinformó a los diarios por gente interesada en debilitar al presidente; no solo fuera de Cambiemos, sino dentro de Cambiemos también”.

Ante la pregunta puntual, aclaró que “no voy a nombrarlos, porque estoy siendo vocera oficial de la reunión. Se decidió actuar por unanimidad y en conjunto para respaldar al presidente y vamos a condenar a quien comunique a los diarios reuniones falsas e intente al mismo tiempo hacer tambalear al presidente. Somos conscientes de quiénes son”.

Luego dijo haber estado con reuniones permanentes con el presidneet en la quinta presidencial “y ya hay gente interesada para una transición para Alberto Fernández. Adentro y afuera del Gobierno”.

En referencia a la reunión de jefes de Juntos por el Cambio realizada horas antes en la quinta presidencial, Carrió señaló que allí se estableció “un respaldo total al presidente”, descartando en el equipo presidencial “fisuras”. El Gobierno, dijo, “tomó todas las medidas para que bajen los precios”.

En ese marco y en relación a la quita del IVA para alimentos de la canasta básica y las críticas del kirchnerismo, recordó que la medida “estaba en su plataforma electoral”, pese a lo cual luego del anuncio presidencial “los gobernadores del PJ salieron a decir que iban van a denunciar al Ejecutivo”.

En esa reunión “se habló de la capacidad de daño que tiene el dólar. La diferencia la hace una palabra más o una palabra menos de Alberto Fernández. Tenemos que pedirle responsabilidad a Cristina Kirchner”, señaló, agregando que “a los empresarios les diría que la elección es en octubre. Los mercados están marcados por la histeria”.

Valoró al ministro designado para reemplazar a Nicolás Dujovne, Hernán Lacunza, a quien dijo conocer y confiar “en su honestidad”. Criticó luego a Dujovne, deslizando con ironía que “quizá no le gustaron los periodistas en la puerta de la casa”.

Y nuevamente insistió en las posibilidades de triunfo que le asisten al oficialismo para octubre, porque “lo que está en juego es la república o el autoritarismo”.

“Esto se va a revertir en octubre”, remarcó, asegurando que “no quiero regresar a la impunidad, la corrupción y el narcotráfico. En las elecciones vamos a controlar distintos puntos del país donde el narco controla la votación para tener impunidad”.