Participarán los seis candidatos que lograron superar las PASO. Cuando sean proclamados, la Cámara Nacional Electoral los convocará para definir los detalles. Quienes no participen tendrán sanciones.

Este año debutará la ley de debate presidencial obligatorio y el evento, que promete ser una parada importante en la campaña electoral, ya tiene fecha y lugar: será el domingo 20 de octubre -una semana antes de los comicios generales- en la Facultad de Derecho de la UBA, el mismo escenario donde los postulantes se enfrentaron en 2015.

En la Cámara Nacional Electoral (CNE), el órgano encargado de la organización del debate, confirmaron a parlamentario.com que esa es la fecha elegida para el duelo verbal entre los seis candidatos que superaron el 1,5% de los votos exigido en las PASO.

Pero antes, habrá otro debate: será el domingo 13 de octubre en la Universidad del Litoral, provincia de Santa Fe, ya que la Ley 27.337, que se sancionó a fines de 2016 y que se aplicará este año por primera vez, establece que deben realizarse dos debates, uno en la Capital Federal y otro en el interior del país -en caso de balotaje, habrá un tercero-.

De cara a la organización de los debates, en la CNE aguardan el resultado del escrutinio definitivo a nivel nacional -ya se completó en algunas provincias y en otras, como Buenos Aires, demorará más tiempo-.

Una vez que los candidatos sean proclamados por la Justicia, la CNE tendrá cinco días para convocar a los postulantes con el fin de empezar a definir los detalles, en conjunto con organizaciones académicas y de la sociedad civil.

Las partes deberán acordar un reglamento, quiénes serán los moderadores de los debates -procurarán que en esta oportunidad haya una mujer entre los conductores- y qué temas se tratarán.

De acuerdo al escrutinio provisorio, los candidatos que participarán de los debates presidenciales son Alberto Fernández (Frente de Todos), Mauricio Macri (Juntos por el Cambio), Roberto Lavagna (Consenso Federal), Nicolás Del Caño (Frente de Izquierda-Unidad), Juan José Gómez Centurión (NOS) y José Luis Espert (Despertar).

En tanto, quedaron afuera de las elecciones de octubre Manueña Castañeira (Nuevo MAS), Alejandro Biondini (Frente Patriota), Raúl Albarracín (Movimiento de Acción Vecinal) y José Antonio Romero Feris (Partido Autonomista).

Según la ley, los candidatos que se nieguen a participar del debate serán castigados con el no otorgamiento de espacios de publicidad audiovisual.

Los espacios publicitarios no asignados se repartirán “de manera equitativa” entre los candidatos que sí participen del debate, y además la silla del postulante que se oponga a participar se dejará vacía, como sucedió con Daniel Scioli en el primero de los dos debates realizados en 2015.

El evento será transmitido en directo por todos los medios pertenecientes a Radio y Televisión Argentina S.E., y durante el mismo se suspenderá la publicidad electoral en los servicios de comunicación audiovisual, así como los anuncios públicos de los actos de Gobierno.