“El foco está puesto en reducir la vulnerabilidad y llevar tranquilidad a todos los argentinos”, agregó el mandatario al hablar ante los principales hombres de negocios del país

El presidente Mauricio Macri aseguró hoy que los controles cambiarios implementados “son medidas que no nos gustan y que sólo se justifican en la emergencia y durante un tiempo limitado”.

Y explicó que su propósito es “evitar daños mayores”, aunque contemplando que “no afecten al ciudadano de a pie, especialmente a los de ingresos medios y bajos”, al hablar en el cierre de la IV Jornada de la Asociación Empresaria Argentina (AEA).

Ante los principales empresarios del país, que en este tiempo su tarea es “anticipar y contener al máximo el impacto negativo” en la economía luego de las PASO, y “estabilizar el tipo de cambio para que no siga repercutiendo con más inflación y más pobreza”.

En ese marco, resaltó “el aumento del piso del impuesto a las Ganancias y del salario mínimo, que este mes va a impactar en 4 millones de argentinos”.

Y pidió hoy “seguir batallando por un país sin comportamientos mafiosos ni corrupción” para llegar finalmente a una economía que “salga de estas décadas de altas y bajas”, y agregó que su “foco” está puesto en “reducir la vulnerabilidad y llevar tranquilidad a todos los argentinos”.

“La única manera de salir adelante es buscando la paz, sin querer perjudicarnos ni exponernos unos a otros, porque en definitiva los que salimos perdiendo somos todos los argentinos, como tantas veces ya pasó”, apuntó, al tiempo que dejó en claro que está “en contacto permanente con todas las fuerzas políticas” para dar “señales para que se reduzca la imprevisibilidad”, y reafirmó que “la única manera de salir adelante es dialogando y construir confianza, base de cualquier vínculo”.