El Intendente Camilo Etchevarren y el encargado del Archivo Histórico Municipal Juan Carlos Pirali, realizaron reconocimientos. El primero de ellos fue a la enfermera María Elena Redmón de Baduel, en su domicilio de Quadri Nº 48, donde contó que nació en la Estancia Toldos Viejos. Si diplomó durante 1958 en Buenos Aires y trabajó en el Hospital Duran. Fue enviada en 1963 a Inglaterra para cuidar a un paciente. Al volver a Dolores fue Profesora de la carrera de Enfermería e integró la Comisión de la Fiestas de las Colectividades. El Intendente destacó su trayectoria, señalando que había escuchado una linda historia de vida.

Posteriormente fue reconocido el Taller Gascue, ubicado en Olmos Nº 30. Las actividades fueron iniciadas por Héctor Gascue, como chapista en la década del 60. Su hijo Santiago “Poie” Gascue, que lo ha continuado, contó que su padre había comenzado a reparar tapas de cilindro, cuando se sumó al taller su papá volvió al trabajo de chapa y diseño de autos antiguos. “Mi viejo falleció en el 2004, también se involucró con los autos de carrera algo que le gustaba mucho”, manifestó Poie. Etchevarren felicitó por la continuidad que ha tenido uno de los talleres de más años en Dolores.

El último de los distinguidos fue el comerciante Daniel Solís. Su padre fue hace 71años quien inició la actividad comercial. En los inicios tuvieron una fábrica de soda y luego continuaron con gaseosas. Hace más de 30 años que son los distribuidores en la zona de Coca Cola, dando trabajo directo e indirecto a 35 personas. “Mi familia me ha acompañado y eso es una gran satisfacción”, afirmó Daniel Solís, que continuó diciendo “quiero agradecer a los clientes y a la empresa que representamos”. El Jefe Comunal resaltó la trayectoria de una de las firmas más importantes de la ciudad, añadiendo “han dado trabajo durante muchos años a dolorenses, haber continuado durante más de siete décadas en un logro, por eso queremos hacerles este reconocimiento”.