El presidente Mauricio Macri afirmó hoy que “los postulados sobre Memoria, Verdad y Justicia siguen perdurando como políticas de Estado”, al encabezar un acto en la Residencia de Olivos por el 40° aniversario de la histórica visita de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que llegó a la Argentina durante la dictadura militar para recibir denuncias sobre desapariciones forzadas de personas.

“También quiero destacar que la memoria es fundamental para conocer nuestra historia y lo que no queremos repetir en nuestro futuro. Es la mejor manera que tenemos para unirnos en esos valores republicanos que compartimos. Me refiero al diálogo, la paz y el respeto”, agregó durante el acto donde también hablaron la ex integrante de la Conadep, Graciela Fernández Meijide y la presidenta de la CIDH, Esmeralda Arosemena de Troitiño.

Al cerrar el homenaje, Macri destacó el “enorme aporte” del organismo que con su visita de 1979 y su posterior informe fueron “emblemáticos para nuestra historia, porque echaron luz sobre años muy oscuros de nuestro país y marcaron un hito en la difícil recuperación del estado de derecho”.

“El informe ayudó a abrir los ojos al mundo y mostrar lo que verdaderamente pasaba en la Argentina. Y hacia adentro fue una pieza clave para empezar a romper el silencio que había en gran parte de la sociedad, como siempre producto del miedo”, agregó.

El Presidente señaló que el aniversario es “una oportunidad para reflexionar sobre los esfuerzos que la Argentina ha hecho para consolidar su democracia”, recordó que “a los argentinos nos costó mucho sanar viejas heridas y divisiones, pero crecimos y aprendimos” y agregó que pese los “altibajos” y los “momentos difíciles, nunca dudamos que la democracia es el mejor sistema que tenemos y es un compromiso de todos cuidarlo”.