La UNESCO proclamó el 8 de septiembre Día Internacional de la Alfabetización en la 14ª reunión de su Conferencia General, el 26 de octubre de 1966. Desde 1967, esta jornada se ha celebrado anualmente en todo el mundo para recordar al público la importancia de la alfabetización como una cuestión de dignidad y derechos humanos y para promover el programa de alfabetización encaminado a lograr una sociedad más alfabetizada y sostenible.