Leclerc, que viene de obtener su primera victoria en F1 en el Gran Premio de Bélgica, el último fin de semana, volvió a ganar esta vez en la tierra de su máquina.

MONZA (AFP).- El monegasco Charles Leclerc firmó su segunda victoria consecutiva en el Mundial de Fórmula 1, una semana después de haber ganado la carrera en Bélgica, al imponerse este domingo en el Gran Premio de Italia, con lo que Ferrari rompió además una sequía de triunfos en su país que duraba desde 2010. Leclerc dominó en Monza a los Mercedes del finlandés Valtteri Bottas y del británico Lewis Hamilton, segundo y tercero en el podio. Por contra, su compañero de Ferrari, el alemán Sebastian Vettel, apenas fue decimotercero.

 

Ferrari no ganaba ante sus ‘tifosi’ en el Gran Premio italiano desde la victoria en 2010 del español Fernando Alonso. Leclerc había conseguido el domingo de la pasada semana su primera victoria en la Fórmula 1 y la primera de Ferrari en la temporada de 2019. Italia le sirvió para confirmar la mejoría de la Scuderia, en un circuito de Monza con características similares al de Spa-Francorchamps y donde Leclerc se había quedado el sábado con la ‘pole’ tras una sesión clasificatoria surrealista, antes de ser finalmente el vencedor de la carrera este domingo.

Hamilton, líder del Mundial y vigente campeón, fue segundo y estuvo peleando por la victoria con Leclerc, pero finalmente un pequeño error le hizo incluso ceder el segundo puesto a su compañero Bottas. El británico logra al menos el punto a la mejor vuelta en carrera y sigue teniendo una ventaja cómoda como líder de la temporada de 63 puntos sobre Bottas, segundo.

Vettel tuvo un trompo en la sexta vuelta y fue penalizado con un ‘stop and go’ de diez segundos por haberse llevado al canadiense Lance Stroll (Racing Point). Y terminó decimotercero la carrera después de haber comenzado cuarto.

Los Renault del australiano Daniel Ricciardo y del alemán Nico Halkenberg, quinto y sexto en la sesión de clasificación, fueron cuarto y quinto de la carrera. Para el constructor francés es su mejor resultado desde que regresó a la Fórmula 1 en 2016.