Este jueves, el intendente Héctor Olivera y autoridades del distrito se hicieron presentes en las celebraciones por los 50 años del Jardín Nº. 901 de General Conesa. Fue una jornada de mucha emoción en la que los presentes disfrutaron además, de música y baile con invitados de lujo.

El Encuentro de toda la comunidad educativa del distrito contó con la presencia también ex directoras y docentes del jardín tales como Marta Abdala, quien hizo un emotivo relato sobre los primeros años de la institución y María Cristina Bianchi.

Ambas fueron reconocidas por la actual directora, Romina Campagna, quien también hizo entrega de reconocimientos a los primeros egresados del Jardín que se hicieron presentes para prestigiar los 50 años del establecimiento educativo que los vio crecer.

Acompañaron el acto, el Director de Educación Inicial de la provincia de Buenos Aires Marcos Rosenfeld y el inspector regional Rodrigo de Iraola.

Muy emocionado por ser además un egresado del Jardín Nº. 901, el intendente Héctor Olivera dijo unas breves palabras, las que aprovechó para recordar con cariño sus días de infancia en la institución.

El acto fue coronado por la presentación de dos destacadas hijas de Tordillo: Gisela Juárez y Amorina Alday, que cantaron y emocionaron a los presentes. Alday hizo un dueto con su papá en la guitarra. Finalizó el acto con Gisela y Amorina cantando juntas.

Culminado el evento, el mandatario comunal expresó: “Con mucha alegría participé de la celebración por el medio siglo de vida de nuestro Jardín Nº. 901 de General Conesa, junto a todos los chicos, los docentes y los egresados de la institución.

Tengo mucho orgullo de haber ido al Jardín Nº. 901 y de ser un hijo más de nuestra Educación pública, por la que trabajo y seguiré trabajando todos los días para aumentar siempre su calidad. Nuestros chicos se merecen lo mejor, porque ellos son nuestro futuro”.

Desde la Municipalidad de Tordillo, felicitamos a cada docente que ha dejado su huella en esta institución y en cada niño que ha transitado por ella, a las actuales docentes, a los egresados de ayer y a los pequeños de hoy, que vivieron con asombro esta hermosa ceremonia.