Las autoridades paquistaníes han intentado minimizar la importancia del sismo al señalar que sólo afectó una zona muy concreta y no a una amplia región, como ha ocurrido en otras ocasiones en este país, donde los terremotos son relativamente frecuentes.

Al menos 19 personas murieron y más de 300 resultaron heridas por causa de un terremoto de 5,8 grados en la escala de Richter registrado este martes en la región de Cachemira, cerca de la frontera con India, informó el departamento meteorológico de Pakistán.

Los temblores, que provocaron grietas en las rutas y derrumbe de edificios, se sintieron en ambos países del oeste asiático, donde una veintena de personas murieron y cientos “sufrieron heridas de diverso grado de gravedad”, dijo a varias cadenas de televisión paquistaní Gulfraz Khan, inspector general adjunto de la ciudad de Mirpur, la zona más dañada por el sismo.

La fuente indicó que los equipos de rescate están aún sacando a heridos de los escombros de los edificios derruidos.