La última idea del presidente de Venezuela contra la crisis alimentaria que vive su país: enviar un millón de gallinas a las escuelas para que provean a los estudiantes.

La idea de Nicolás Maduro de entregar “un millón de gallinas” a las escuelas de Venezuela para que los alumnos aprendan a producir huevos generó rechazo, indignación y burlas. El líder chavista propuso instalar huertos y gallineros en las escuelas públicas como enfrentar la crisis alimentaria que sufre su país y para enseñar a los estudiantes a “producir con sus manos”. “Esto es aprendizaje”, exclamó.

“Los huertos escolares se los encargo a ustedes, muchachos. Toda escuela y liceo tiene un espacio, algunos tienen un espacio grande, el que tenga un espacio grande me pone también ahí animales, unas 200 gallinas, 300 gallinas”, dijo el presidente venezolano en una ceremonia con estudiantes transmitida en cadena nacional. Acto seguido, Maduro instruyó a su ministro de Educación Aristóbulo Istúriz, tomar las riendas del plan.

Maduro les dijo a los jóvenes que pequeños espacios de producción agrícola podrían ayudar a proveer de huevos y vegetales a los comedores escolares, que según la oposición dejaron de servir alimentos cuando se profundizó la crisis venezolana hace cinco años. Se trata de la segunda vez que Maduro tira la idea, que fue recibida como un “disparate” para “distraer la atención” de la emergencia humanitaria que vive el país.

“Los huertos escolares se los encargo a ustedes, muchachos, en toda escuela y liceo tiene que haber un huerto. Algunos tienen espacios grandes, el que lo tenga me pone animales, unas 200 o 300 gallinas. Yo tengo gallinas en mi casa, Cilia y yo las cuidamos, ellas ponen y nosotros las distribuimos entre los familiares. Eso es maravilloso. Se lo he dicho a la vicepresidenta, consigamos un millón de gallinas para los liceos, eso es aprendizaje y para el comedor tienen los huevos”.

El economista Froilán Barrios, miembro del Frente Autónomo en Defensa del Empleo, el Salario y el Sindicato, afirmó que “una vez más Maduro se burla de la miseria que vive el pueblo y demuestra que está aislado de la realidad” “Ofrecer un millón de gallinas para los liceos es realmente un descaro y es la burla a la condición de vida de muchos estudiantes que se desmayan en las clases o que no asisten por no tener como vestirse ni mucho menos que comer”, señaló.

El economista reforzó los datos ya conocidos, y negados por el régimen chavista, afirmando que en Venezuela “el nivel de deserción escolar está llegando a 40% porque muchos estudiantes han reducido a una sola la comida diaria y en otros casos, los padres y representantes han afirmado que se abstienen de comer para poder que lo hagan sus hijos”.

“El temor que hay es que una población famélica que no tiene que comer puede comenzar asaltar las casas de los que todavía tiene medios de sobrevivencia, una especie de guerra no declarada civil, porque estamos viviendo en un umbral difícil y eso puede derivar el caos y la anarquía total”, advirtió Barrios. (Perfil).

D.S.