El presidente Mauricio Macri pidió hoy “cuidar la democracia y vivir en paz” y se pronunció “a favor de las dos vidas”, en un claro rechazo a la legalización del aborto durante la marcha del “Sí, se puede” que se realizó en Mendoza, como parte de la campaña con la que busca su reelección en los comicios del 27 de octubre próximo.

Macri afirmó que “hoy estamos mejor parados que hace 4 años” y, tras enumerar la realización de distintas obras, añadió que “empezamos también a pelear contra el narcotráfico: tenemos 85 mil detenidos en estos tres años y medio”, al hablar ante una multitud en el acto que se hizo en el Parque O’Higgins de la capital mendocina, organizado por el espacio oficialista Juntos por el Cambio.

El Presidente, quien estuvo acompañado en el palco por el gobernador mendocino, Alfredo Cornejo, y su sucesor, el mandatario provincial electo, Rodolfo Suárez, afirmó creer “en lo que estamos haciendo juntos, y en lo que vamos a hacer juntos; nos unen muchas cosas, y decimos no a la impunidad”.

Macri se pronunció “claramente a favor de las dos vidas” al hacer propio el reclamo de uno de los carteles del público que participaba de la marcha del “Sí, se puede”, donde convocó a “dar vuelta esta elección” tras los resultados de las PASO.

“¿Qué dice ahí?. No veo, no veo. ¿Qué dice?. Ah, claramente a favor de las dos vidas. A favor de las dos vidas”, expresó el jefe del Estado al sostener su postura en contra del aborto legal y hacer suya la leyenda de uno de los carteles que se levantaba entre el público.

El jefe de Estado señaló, además, que “los que estamos acá no nos resignamos, creemos que hay una Argentina mejor para todos, y está mucho más cerca de lo que podemos ver”.

Respecto de los comicios del 27 de octubre, el Presidente manifestó: “tenemos que transmitir que acá no hay especulación, y que creemos en lo que estamos haciendo. Esta elección tiene que tener la misma o mayor participación que la de 1983. Todos a votar”, invitó e insistió en la importancia de “fiscalizar y cuidar nuestro voto”.

Asimismo, expresó que participar de la marcha significa “estar haciendo historia, porque esto cambia la historia de nuestro país”, y advirtió: “yo voy a estar acompañándolos, diciéndoles que no se resignen, porque sí, se puede”.

“Tenemos que transmitir que acá no hay especulación, y que creemos en lo que estamos haciendo. Esta elección tiene que tener la misma o mayor participación que la de 1983. Todos a votar”, dijo Macri a los mendocinos que lo acompañaron con banderas celestes y blancas y numerosas pancartas de apoyo.

En algunos carteles se pudo leer: “Mendoza libre de la mosca del Mediterráneo y libre de kirchneristas”, “Nos une defender la república”, “Si se puede”, y “Fuerza gato”.

Cornejo, por su parte, agradeció a “todos los que han venido espontáneamente: ustedes representan esa Argentina que quiere trabajar, producir y transformarse en paz”, y pidió “un voto categórico para Mauricio Macri”.

“Mucha gente que no quiere ladrones en el poder, no quiere inseguridad ni que los delincuentes anden sueltos por la calle y que la gente deba esforzarse para alimentar vagos que tienen protección política”, afirmó.

El titular del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos, Hernán Lombardi, en tanto, consideró que el acto “fue récord de gente en mucho tiempo”.

Antes de la multitudinaria concentración, el jefe del Estado recorrió obras públicas en Mendoza, junto al gobernador Cornejo y al mandatario electo Suárez.

Las primeras de las obras visitadas por Macri fueron las torres del plan Procrear en la ciudad de Mendoza, con más de 1023 departamentos terminados.

Luego recorrió las obras de la Ciudad Judicial, que se construyen detrás de la cárcel de San Felipe, en la capital cuyana.

Por otro lado, el ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, visitó obras viales en la Variante Palmira, en el departamento San Martín, aledaño a la capital mendocina.