“Está en los finales del 60”, advirtió el senador nacional, que se preguntó cuál va a ser la situación de nuestro país “si sigue jugando el juego bolivariano”. Calificó a Evo Morales de “muy vivo”. “Le gusta jugar a veces a la revolución, pero el gas te lo cobra a valores internacionales”.

El candidato a vicepresidente de Juntos por el Cambio, Miguel Angel Pichetto, insistió en poner en duda la centralidad de Alberto Fernández dentro del Frente de Todos, al asegurar que “el poder está en otra parte”. Recordó en ese sentido que a la candidata a vicepresidente, Cristina Fernández de Kirchner “la han corrido, aunque ella es la jefa y la conductora” en esa fueza.

Habló particularmente de la existencia de “fuerzas duras” dentro del kirchnerismo, entre las que señaló a Horacio Verbitsky y a Horacio González, quienes recientemente soslayaron declaraciones del candidato presidencial de esa fuerza recientemente, y afirmó en ese sentido que en esos sectores existe el pensamiento de que la exmandataria “no va a ser una mera vicepresidenta, y que a Alberto el cargo le fue dado, regalado, y que la que manda es ella”.

Con todo, dijo estimar que “Cristina no va a salir, se mantendrá en ese plano” que en la actualidad ocupa, pero insistió en que “ella es la jefa y la conductora”. En ese contexto consideró “inconcebible que una fórmula sea votada con una vicepresidenta que no está nunca, hace un actito cada quince días, presentando un libro”.

Entrevistado en Radio Mitre, recordó del candidato presidencial, Alberto Fernández, que dice que va a gobernar con los gobernadores, pero a su juicio le faltaría completar diciendo que no va a gobernar con La Cámpora. “Donde no hay un liderazgo claro, definido, en general siempre hay conflicto, que se va a desarrollar en el Gobierno, en la elección de los ministros, el perfil del canciller”.

Para marcar las diferencias imperantes en el seno del Frente de Todos, señaló que esta semana Sergio Massa dijo en Estados Unidos que “Venezuela es una dictadura”, mientras que “Fernández estuvo en una posición tibia, intermedia, dijo que tenía algunas irregularidades el régimen… Irregularidades que matan gente, secuestran y torturan, nada más, según el informe Bachelet”.

Y recordó además que “la señora jamás abrió la boca en contra de Maduro”, en referencia a Cristina Kirchner.

Por otra parte se preguntó “cuál va a ser la situación de Argentina si sigue jugando el juego bolivariano. Es el jueguito de los líderes populares, que además ya prácticamente no quedan… Queda la dictadura de Maduro y la de Ortega, y queda el líder boliviano, que es muy vivo y que se maneja con cierto pragmatismo, y que le gusta jugar a veces a la revolución, pero el gas te lo cobra a valores internacionales…”.

“El boliviano no te perdona una, cuando van los argentinos a Bolivia tenés que sacar la tarjeta y pagar todo. Si te llega a pasar algo en un accidente, sabés cómo perdés, ¿no? No hay hospitales públicos, no es como la Argentina con los ciudadanos bolivianos”, puntualizó.

Consultado sobre el papel de Máximo Kirchner, consideró que “hoy está replegado, pero es importante porque habló el otro día en el acto… Además es un discurso también que atrasa, creo que está en los finales del 60 ese discurso. Esa historia no la ponemos nunca en el arcón del olvido. Los países necesitan mirar para el futuro y ese discurso ya fue”.

Señaló luego que mientras el kirchnerismo está “tratando de ordenar las cosas hacia adentro”, en Juntos por el Cambio “estamos con la gente”, y diferenció que el presidente Mauricio Macri está recorriendo el país: “Con la gente en la calle”.

Respecto de las posibilidades que le asisten a su espacio luego de la derrota en las PASO, sostuvo que “ha habido una magnificación de la derrota, cuando el Gobierno sacó un millón de votos más que en 2015 y el peronismo perdió un millón de votos todos juntos. Ppero algunos se deprimen, qué va a hacer. Algunos tuvieron una actitud más derrotista”, admitió, sin mencionar a nadie en particular.

Y anticipó que “en la primera vuelta van a tener una sorpresa estos muchachos que creen que es un paseo triunfal a la Casa Rosada”, por cuanto aseguró que “hay mucha gente que está repensando su voto”. En el Frente de Todos, agregó, “están prendiendo todos los días un cajón de Herminio (Iglesias). Siempre están diciendo alguna pavada nueva, ahora parece que lo mandaron a silenciar al pibe este (Juan) Grabois, que hablaba de reforma agraria”.

http://www.parlamentario.com/noticia-120716.html