Desde la Dirección de Vialidad de la Provincia de Buenos Aires, dependiente del Ministerio de Infraestructura y Servicios Públicos, comunican que se habilitó al tránsito el tramo de la Autovía Ruta 11 comprendido entre San Clemente y Santa Teresita (norte).

Específicamente, la zona de obra habilitada para su circulación es la que se encuentra entre el Km 308 y el 323, correspondiente a la construcción de la segunda calzada que va desde General Conesa a Mar de Ajó. Por tratarse de un corredor interbalneario este sector tiene un alto caudal de tránsito y los trabajos realizados permitirán una mayor fluidez del mismo.

Como ya lo había anunciado la Gobernadora, María Eugenia Vidal, las obras del Corredor del Atlántico brindarán mayor seguridad reduciendo la posibilidad de choques frontales. Además, benefician directamente a los habitantes de los Partidos de Lavalle, Tordillo, Maipú, Madariaga, De la Costa y a todos aquellos que elijan las playas bonaerenses para pasar sus días de descanso.

Las obras en el Corredor del Atlántico, cuya inversión supera los 4.800 millones de pesos, comenzaron en abril de 2017 y convertirán en Autovía las Rutas Provinciales Nº 11 y Nº 56, en una longitud total de 158 Km.

En la Ruta Provincial Nº 11, se está ejecutando la segunda calzada en el tramo contemplado entre General Conesa y Mar de Ajó, pasando por San Clemente del Tuyú. En total, serán 96 km de pavimentación.

En tanto, en la Ruta Provincial Nº 56, se están realizando obras de ampliación de calzada en 62 km que corresponden al tramo General Conesa – General Madariaga. Se prevé que una vez terminadas las obras, los accidentes de tránsito se reduzcan en un 80%, dado que la mayoría se produce frontalmente.

Las rutas mencionadas quedarán compuestas por dos calzadas separadas por un cantero central de ancho variable, con banquinas internas y externas pavimentadas y vegetadas y con retornos o vinculaciones entre calzadas de dimensiones tales que permitirán también el giro de los vehículos pesados.

En las tres obras en ejecución se realizarán 170 alcantarillas transversales, 160 alcantarillas longitudinales de acceso a propiedad y 18 puentes que insumirán aproximadamente 28000 m3 de hormigón y 2100 tn. de acero.

Se adaptarán las intersecciones existentes a la nueva configuración del camino, con la construcción de una nueva intersección tipo rotacional en el acceso a General Lavalle, dos en proximidades a la ciudad de Madariaga y ocho intersecciones en los accesos a las localidades del Partido de La Costa. Además se ha contemplado la ejecución de dársenas y refugios para pasajeros.

Para privilegiar el tránsito local y separarlo del tránsito pasante a mayor velocidad por la ruta, en correspondencia con los partidos de Lavalle y De La Costa, se realizarán 10 km de calles colectoras de hormigón. También, se colocarán 539 columnas de iluminación de 12 m de altura libre con cableados subterráneos en todas las intersecciones.

Las obras se complementan con la colocación de señalización vertical y ejecución de señalización horizontal con pintura termoplástica reflectante y la colocación de tachas reflectivas.