Se trata de tres iniciativas sobre producción y empleo que ingresarán por la Cámara baja. Son parte de una “agenda de desarrollo productivo” que prometió el presidente Mauricio Macri.

El ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, se reunió este martes con diputados del oficialismo para informarlos sobre tres proyectos de ley que ingresarán este martes a la Cámara baja con firmas de Cambiemos.

Las iniciativas son parte de una “agenda de desarrollo productivo” y se tratan de medidas que el presidente Mauricio Macri prometió en campaña. El paquete de propuestas contiene un proyecto con beneficios para las pequeñas y medianas empresas -catalogado como “Ley PyME 2.0”-; uno sobre inversiones; y otro para la promoción del empleo formal.

El proyecto referido a las PyMEs -que representan el 99,6% de las empresas argentinas- contempla “un nuevo marco tributario haciendo foco en la simplificación administrativa, el incentivo a la inversión y la progresividad impositiva”.

El texto propone la reducción del 35% al 22% del impuesto a las Ganancias para las micro empresas, además de establecer alícuotas escalonadas de este tributo a medida que van creciendo de tamaño.

“La medida beneficiará al 98% de las empresas y será la primera vez en la historia del país que las PyMEs pagan menos Ganancias que las grandes”, señalaron fuentes del Ministerio de Producción.

Según el adelanto de la iniciativa, a la que tuvo acceso parlamentario.com, se prevé la creación de una “Cuenta Única Tributaria” que le permitirá a las empresas pagarle a la AFIP con las deudas que la AFIP tiene con ellas.

Además, la “Ley PyME 2.0” busca establecer un “monotributo plus”, por el cual se reducirán a la mitad los impuestos de los monotributistas que pasan al régimen general, junto a la simplificación de trámites y pagos unificados.

Entre otros puntos, se reducirá el plazo para amortizar los bienes de uso y las inversiones productivas que encuadren en la definición de Industria 4.0 tendrán un 10% del monto invertido como pago a cuenta en el impuesto a las Ganancias.

Por otra parte, el proyecto sobre inversiones se basa en dar más incentivos a las empresas para que inviertan. Se propone aumentar cuatro puntos porcentuales el retorno de la inversión, favorecer nuevas inversiones por más de 35.000 millones de dólares, lo que fomentaría “la creación de 576.000 nuevos empleos para 2027 y el +1% de crecimiento adicional del PBI anual hasta 2027”, señalaron desde la cartera que conduce Sica.

La iniciativa contempla la deducción de impuestos y depreciación acelerada para todas las inversiones mayores a 10 millones de dólares; la estabilidad fiscal y jurídica; un bono fiscal, con descuento del pago de impuestos nacionales (IVA o Ganancias); la extensión ilimitada del plazo para el uso de los quebrantos fiscales; y la aceleración por cinco del monto a amortizar.

El tercer proyecto, que tiene como objetivo fomentar la creación de empleo formal, estima la eliminación de las contribuciones patronales a los nuevos empleos creados durante 2020 y reducir la carga a la mitad en 2021. Sólo se aplicará a las empresas que aumenten su plantilla de empleados, es decir, no se podrá despedir a uno para contratar a otro con menos impuestos.

Además, se pretende bonificar completamente los impuestos al trabajo (contribuciones patronales) durante el primer año, y el 75% durante el segundo, a quien contrate a jóvenes de entre 17 y 24 años sin experiencia o con menos de 12 meses de experiencia formal.

El texto también indica que quienes sean contratados a partir de la entrada de vigencia de esta ley y se encuentren siendo beneficiarios de algún plan social, continuarán percibiendo estas prestaciones durante dos años desde el inicio de la relación laboral, en carácter de subsidio a su nueva ocupación y formalidad laboral.