Hay zonas que parecen alejadas de la violencia urbana. Esos oasis de tranquilidad, cuyos datos criminales remitirían a los mejores estándares de seguridad europeos, se encuentran en Salliqueló y Tordillo. Se trata de distritos con ” delito cero”.

En esas localidades, que en conjunto apenas alcanzan los 11.000 habitantes, no se registraron robos, homicidios ni ataques sexuales en 2018. Separados por 510 kilómetros, los jefes comunales coincidieron en resaltar el fomento de las actividades deportivas como una de las decisivas barreras contra el delito.

El control de los caminos rurales con patrullas y videovigilancia también aparece en la receta aplicada en los distritos de Salliqueló y Tordillo, las zonas más seguras de la provincia de Buenos Aires, según las estadísticas oficiales de delito presentadas por el Ministerio de Seguridad de la Nación.