El grupo extremista Estado Islámico (EI) distribuyó hoy un audio en el que confirmó la muerte de su líder Abu Bakr al Baghdadi y anunció el nombramiento de Abu Ibrahim al Qurayshi como nuevo jefe.

En un audio, difundido en redes sociales afiliadas a los yihadistas por un portavoz llama a los seguidores del EI a seguir las instrucciones de Al Baghdadi, quien murió en una operación militar de Estados Unidos el pasado domingo en la provincia noroccidental siria de Idleb.

Baghdadi murió junto al ex portavoz del EI Abu Hasan al Muhayir.

El recién nombrado portavoz, que se identificó como Abu Hamza al Qurashi, informó en la grabación, cuya autenticidad no pudo ser verificada, que el consejo consultivo del EI se reunió tras la muerte de Al Bagdadi y acordó el nombramiento de Abu Ibrahim Al Qurashi como “emir de los creyentes y califa de los yihadistas”.

“No te alegres por la muerte del jeque Al Baghdadi y no olvides la muerte que has sufrido a manos de él”, dice el portavoz en el mensaje dirigiéndose a EEUU y asegurando que “viene quien te hará ver lo que nunca has visto”, refiriéndose al nuevo califa del EI.

Asimismo, aseguró a EEUU que su “destino está controlado por un anciano estúpido que cambia de opinión de la noche a la mañana”, en una aparente referencia al presidente estadounidense, Donald Trump, quien anunció la muerte de Al Baghdadi el domingo último.

La muerte de Al Baghdadi, el extremista más buscado del mundo, se produjo en una operación conducida en la localidad de Barisha, a apenas seis kilómetros de la frontera de Siria y Turquía y en las proximidades de Idleb, con información de inteligencia de las milicias kurdosirias.

De acuerdo con la versión ofrecida por Trump y que ha repetido el Gobierno estadounidense, Al Baghdadi se inmoló haciendo detonar un chaleco explosivo junto a dos de sus hijos por lo que sus restos quedaron irreconocibles.

Los kurdos han ofrecido versión en la que afirman que Al Baghdadi fue reconocido con un examen de ADN realizado a su ropa personal.

El Ministerio de Defensa ruso planteó días atrás sus dudas sobre la veracidad de la muerte de Al Baghdadi.

El general Kenneth F. McKenzie Jr., al mando del Centcom, exhibió fotos y vídeos en blanco y negro de esa localización y explicó que las fuerzas de asalto rodearon las instalaciones y permitieron que salieran “pacíficamente” aquellos que se encontraban junto al líder.

“Los restos de Al Baghdadi fueron ‘enterrados’ en el mar de acuerdo con la ley de conflictos armados dentro de las 24 horas que siguieron a su muerte”, afirmó el alto mando estadounidense.