Arsenal de Sarandí, en particular, y todo el fútbol está conmovido por el terrible episodio que le tocó protagonizar a un jugador del equipo del Viaducto que fue baleado, en un episodio de inseguridad, perdió la vista en un ojo y tiene comprometido el otro.

Alexis Salinas, defensor de Arsenal de 22 años, sufrió el ataque en Laferrere mientras se encontraba con amigos y la policía investiga lo ocurrido.

“Alexis Salinas, futbolista de nuestra institución, sufrió la pérdida de la visión en uno de sus ojos debido a los perdigones impactados en su rostro en un hecho de inseguridad. Arsenal se encuentra en contacto permanente con Alexis y envía fuerzas a su familia”, informó el club desde su cuenta de Twitter.

Las crónicas dan cuenta de que, según trascendió, las lesiones sobre el rostro del futbolista se habrían producido por el impacto de los perdigones de un arma de fuego similar a una escopeta producto de un hecho de inseguridad. El joven fue dado de alta pero necesita un tratamiento debido a las heridas que presenta.

El defensor se incorporó a Arsenal proveniente desde Argentinos Juniors, club dueño de su pase.

“Estaba sentado y sentí una explosión enfrente a mi cara. No vi a nadie, fue un ataque sorpresa”, indicó el joven a la prensa. “Trato de tener fuerza y de poder recuperar por lo menos un ojo. Los médicos me dijeron que hay esperanza”, aseguró.

“Le pido a Dios que me dé luz a mis ojos. Tengo un hijo de 4 años y tengo miedo de no verlo más”, dijo entre lágrimas.