El intendente electo de Mar del Plata, Guillermo Montenegro, sumó la administración que heredará a las que tienen problemas financieros graves, al afirmar que “como están los números, no tenemos para pagar los sueldos de diciembre”.

“Con cuestiones de números nos encontramos en una situación compleja, hoy como están los números no se pueden pagar los sueldos de diciembre”, aseguró Montenegro a medios locales.

Al respecto, adelantó que en cuanto asuma analizará el estado en el que se encuentran los convenios y otros recursos firmados, “para ver cuál es la mejor forma de afrontar los compromisos del municipio”.

Sobre el superávit aludido el gobierno de Carlos Arroyo, Montenegro aclaró que el municipio “puede tener superávit”, pero que también tomó una serie de compromisos para diciembre que no fueron tenidos en cuenta.

Por otro lado, cuestionó la forma en la que se manejó el presupuesto desde la comuna. “Nosotros pedimos desde la política mucha responsabilidad, que no se vio desde el presupuesto, porque se pidió una prórroga que no sirvió para interactuar con nuestro equipo, sino porque no se llegó a tiempo”, manifestó, aclarando que no se los consultó al respeto.