El presidente y vicepresidente de Bolivia, Evo Morales y Álvaro García Linera, renunciaron hoy a su cargo en el marco de la crisis originada por protestas de la oposición por el resultado y la realización de las elecciones generales del 20 de octubre último.

“Queremos preservar la vida de los bolivianos”, dijo Morales en una comunicación en la que confirmó las dimisiones.

La decisión se conoció a las 16:51 de este domingo, cuando el líder de MAS que había llegado al poder en enero de 2006, brindó un mensaje junto al vicepresidente Alvaro García Linera posterior al mensaje de las Fuerzas Armadas que tras un motín y un pronunciamiento oficial, respectivamente, habían sugerido su renuncia.

Morales había propuesto nuevas elecciones pero fue rechazado por el opositor, Carlos Mesa y el líder del Comité Cívico de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho. “Por qué decidí esta renuncia, para que (Carlos) Mesa y (Luis Fernando) Camacho no sigan persiguiendo a mis hermanos, dirigentes sindicales, para que Mesa y Camacho no sigan secuestrando y maltratando a los familiares de nuestros dirigentes sindicales como le hermano Teodoro Mamani en Potosí. Para que non sigan perjudicando a comerciantes y a transportistas que no dejan trabajar en Santa Cruz”, dijo Evo al confirmar su salida.

Durante los últimos días, los opositores a Evo Morales atacaron a funcionario, quemaron sus casas y persiguieron a sus familiares,.También bloquearon carreteras, atacaron edificios gubernamentales y medios de públicos de comunicación. “Me voy porque no quiero que ataquen a mis hermanos. Mi único pecado fue ser indígena”, resaltó Evo Morales en su mensaje de dimisión.

Por último, Evo Morales le envió un mensaje a la Comunidad Internacional: “OEA, Union Europea y toda la comunidad internacional les pido que digan la verdad sobre lo que está pasando”.