pero continuará en el cargo hasta el 10 Diciembre.

El jefe de la Policía de la provincia de Buenos Aires, comisario general Fabián Perroni, solicitó hoy su retiro activo obligatorio de la fuerza de seguridad bonaerense, aunque continuará en el cargo junto al ministro de Seguridad Cristian Ritondo, hasta que finalice la actual gestión, se realice la transición y asunción de las nuevas autoridades

Se trata de una práctica habitual ante un cambio de Gobierno, toda vez que un jefe policial no puede volver a ser subordinado y tampoco puede imponer su jerarquía a la nueva administración, que queda libre para elegir su propia conducción policial.

El pedido fue presentado en consonancia con el fin de la gestión del actual titular de la cartera de Seguridad, quien en mayo de 2017 eligió al jefe policial junto a la gobernadora María Eugenia Vidal, para ocupar el máximo cargo en la fuerza provincial.

Perroni, que ingresó a la fuerza de seguridad provincial hace 40 años (cursó el Liceo Policial y prestó servicios durante 35 años) ya cuenta con la antigüedad y requisitos necesarios para el pase a retiro, pero continuará en funciones para completar y acompañar a Ritondo, al frente de la fuerza de seguridad más numerosa del país.

El ministro aceptó el pedido y en una resolución dispuso el pase a retiro.