Desde 1991, todos los 14 de noviembre se celebra este día con el fin de incrementar la concientización sobre la enfermedad, de dar a conocer las causas, síntomas, tratamientos y consecuencias.

En Argentina, esta enfermedad afecta a uno de cada 10 habitantes y, en el mundo, a más de 400 millones de personas. Las tendencias indican que, lejos de reducirse, la cantidad de personas afectadas por esta patología va en aumento. Por este motivo es de suma importancia concientizar y encontrar tratamientos seguros y eficaces para estos pacientes.

La diabetes es una enfermedad metabólica caracterizada por niveles de azúcar en sangre elevados. Este aumento es el resultado de defectos en la secreción de insulina en su acción o en ambas. La insulina es una hormona que fabrica el páncreas y que permite que las células utilicen la glucosa de la sangre como fuente de energía. De no controlarse adecuadamente, a largo plazo, la presencia continua de glucosa alta en la sangre puede provocar alteraciones en la función de diversos órganos, y hasta la muerte.

“El desafío de caminar hasta el sol”

Si las 425.000.000 personas que padecen en el mundo esta enfermedad dieran tan solo la vuelta a una plaza (400 metros), en conjunto podrían recorrer una distancia similar a la que separa a nuestro planeta del Sol. Este 14 de noviembre, la Fundación Mundial de la Diabetes convoca a una caminata simbólica para sensibilizar sobre la importancia del ejercicio regular para la prevención y control de esta patología. En Argentina se realizará en Mendoza, Chaco y La Rioja.

Más de 425 millones de personas en el mundo padecen diabetes y la cifra podría elevarse a 629 millones para 2045. Con el objeto de concientizar sobre la enfermedad y promover medidas tendientes a su prevención y control, como el ejercicio físico regular, este 14 de noviembre la Fundación Mundial de la Diabetes organiza su 15° “Caminata mundial contra la diabetes”, que desde 2004 ha convocado a casi 5 millones de personas.