El presidente de Chile les agradeció a las fuerzas de seguridad por su desempeño al tiempo que se solidarizó con las víctimas. También cargó contra el “populismo”.

En un nuevo discurso público, el presidente de Chile, Sebastián Piñera, aseguró que no habrá impunidad por los casos de delitos cometidos por las fuerzas de seguridad contra los manifestantes. Sin embargo, también cargó contra las protestas y advirtió ante una alternativa populista.

“Nuestro gobierno hará todos los esfuerzos dentro del estado de derecho para que exista justicia y no haya impunidad que aquellos que causaron daño a tantos chilenos”, aseguró el mandatario quien se refirió a “una noche de destructiva violencia” durante la jornada del martes pasado.

Sin embargo, agregó: “Quiero agradecerle a nuestros militares, a nuestros carabineros a nuestra PDI (Policía de Investigaciones) y a nuestros bomberos que arriesgaron su vida para proteger nuestras vidas y nuestra integridad física”.

Pero acto seguido reconoció que “en algunos casos no se respetaron los protocolos, se cometieron abusos o delitos y no se respetaron los derechos de todos”. En ese sentido, indicó: “Quiero expresar mi solidaridad y condolencias con quienes fueron víctimas de esa violencia, con quienes sufrieron lesiones y con los familiares de quienes perdieron la vida”.

En ese sentido se comprometió para que “todos estos casos que están siendo investigados sigan siendo investigados para que, en función del merito de la causa, pueden dar juzgados por los tribunales de justicia”.

“Haremos el mejor de los esfuerzos para asistir a las víctimas”, aseguró y expresó que “el acuerdo con la paz no significa solo guardar el orden”.

“El desenlace de estas últimas cuatro semanas aún no esta escrito y deprenderá de nosotros”, siguió y pidió: “Debemos evitar caer en los populismo y la demagogia porque solo conducen a dolor y frustración para todos los chilenos, especialmente para los más necesitados. Nuestro deber es avanzar con responsabilizad”.

También aseguró que las protestas de estas semanas van “a significar grandes costos para nuestra economía”. Además, pidió: “Cuidemos nuestra democracia”.