El lunes en el SUM municipal, tuvo lugar la ceremonia de jura y asunción de las autoridades electas para el periodo 2019/2023.

El Intendente Héctor Olivera juró una vez más y tuvo palabras de agradecimiento para familia, colaboradores, compañeros de lista y el pueblo de Tordillo.

El jefe comunal enfatizó en la difícil situación de estos años pero manifestó su esperanza y buenas perspectivas que vienen con el nuevo gobierno popular en la Nación y en la provincia de Buenos Aires. “Tenemos fe en que junto al presidente Alberto Fernández y al gobernador Axel Kicillof haremos lo que tengamos que hacer para dar la solución política que la gente espera y que la Argentina tanto necesita para superar el mal momento que estamos atravesando”, expresó Olivera.

“De mi parte, puedo decir que me siento feliz y honrado por la confianza que una vez más depositaron en mí los tordillenses. Y me siento motivado para que este periodo de gobierno sea el mejor hasta aquí. Lo mejor siempre está por venir y esta vez no será distinto. Estoy seguro”, enfatizó.

Como anuncios destacados, Héctor Olivera adelantó que les otorgará un bono de $ 5000 a los empleados municipales y que habrá un incremento de haberes del 40%. Los aplausos no se hicieron esperar.

Otro tema en el cual puntualizó el mandatario fue en la defensa de la educación pública y en el acompañamiento que su gestión seguirá brindando a todas las instituciones del distrito.

Asimismo se refirió a Obras Públicas; servicios fundamentales y viviendas p donde afirmó que el Estado deberá llegar a todos los vecinos que aún no han sido bendecidos por el mismo.

En la ceremonia, Olivera estuvo acompañado por todos los integrantes de la lista, quienes recibieron de mano del intendente el correspondiente diploma.

Finalizado el acto protocolar, los presentes compartieron un ágape y finalizaron la noche bailando al ritmo de Anabella y Banda Libre.