“El protocolo admite la objeción de conciencia, pero siempre y cuando se cumpla con la ley”, sostuvo el ministro de Salud en conferencia de prensa. Mañana se publicará en el Boletín Oficial.

El flamante ministro de Salud de la Nación, Ginés González García, anunció este jueves la primera medida que tomará al frente de la dependencia que recuperó su categoría de ministerio luego de que el ex presidente Mauricio Macri decidiera degradarla al rango de secretaría.

En conferencia de prensa Ginés anunció que mañana se publicará en el Boletín Oficial, y entrará así en vigencia, el nuevo protocolo para la Interrupción Legal del Embarazo (ILE). Se trata de un texto similar que hizo pasar el ex secretario de Salud, Adolfo Rubinstein y que fue derogado apenas unas horas más tarde por un decreto que llevó las firmas de Macri, Marcos Peña y Carolina Stanley.

Antes de la conferencia de prensa encabezada por Ginés, el presidente Alberto Fernández lo recbió en su despacho en la Casa Rosada y a la ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta, con quienes dialogó sobre el nuevo Protocolo para la atención integral de las personas con derecho a la interrupción legal del embarazo.

“En 2007 publicamos el primer protocolo ILE, la primera guía, y esto que estamos anunciando hoy tiene que ver con la actualización. Ya se ha actualizado varias veces desde 2007 y se va a seguir actualizando. Eso se debe a las modificaciones en la legislación de nuestro país. Por ejemplo en el Código Civil y Comercial sancionado en 2015 se incorporaron nuevos derechos que no estaban incluidos en el protocolo anterior. Y la actualización se debe también a la evolución del conocimiento, cuestiones científicas como que medicaciones se utilizan siguiendo canones internacionales y esto está incluido en el nuevo protocolo”, explicó el Ministro.

Ginés aclaró que el protocolo “es un poquito más flexible (con respecto al de Rubinstein) en el tema de objeción de conciencia, permitiendo que exista” pero aclaró que de todas maneras “la objeción de conciencia no pueder ser una coartada institucional para que no se cumpla con la ley. Se respeta la objeción pero las instituciones no pueden quedarse sin respuesta y deben cumplir con la ley”.

Y en este punto fue tajante: “La que tiene que conseguir el profesional y pemitir la ILE es la institución, se debe cumplir con la ley”.