Desde el sector advirtieron en reiteradas ocasiones por los desprendimientos rocosos y sus peligros.

Guardavidas de la zona sur de Mar del Plata volvieron a alertar a los veraneantes y turistas por los derrumbes que acontecen en las playas de Acantilados.

“En la zona sur persisten los derrumbes de Acantilados. Les solicitamos a los turistas y vecinos que extremen las precauciones cuando visitan la zona”, indicó Luciano Grimaldi, titular de la Unión de Guardavidas Agremiados (UGA), a través de su cuenta de Twitter.

Por estos motivos, desde el sindicato le solicitaron en noviembre pasado al entonces intendente Carlos Arroyo remover una casilla de guardavidas ante el riesgo de derrumbe de un acantilado que está en la Unidad Turística Fiscal (UTF) Playa Redonda. Como respuesta, se señalizó el lugar sobre el derrumbe latente del acantilado.

El riesgo de desprendimientos en distintas playas de Mar del Plata, sobre todo en la zona sur, fue advertido en reiteradas oportunidades por los guardavidas que deben custodiar los espacios ante los visitantes que se acercan hasta la costa. Durante el último verano, también pusieron en discusión la realización de “afters” a los que normalmente acuden cientos de jóvenes.

Además, en febrero también se denunciaron al menos dos desprendimientos rocosos en distintas bajadas a las playas públicas de la zona sur. Organizaciones barriales y ambientales abogaron por una pronta respuesta de parte del Municipio, que se hace esperar al día de hoy.

En enero de 2018, en la playa pública del norte de Scaglia y Félix U. Camet, se produjo un derrumbe que terminó con la vida de una nena platense de aproximadamente tres años que se encontraba en el lugar junto a su familia, lo que motivó la posterior reacción del Municipio para colocar carteles de prevención.