El Presidente de la Sociedad Rural de Dolores, Guillermo Tramontini, el Vicepresidente Luis Saborido y Eduardo Tormey estuvieron presentes en la Asamblea Abierta de productores que se llevó a cabo hoy en Pergamino.

Los principales oradores fueron el Pte de CARBAP, Matías de Velazco y el Presidente de CRA, Jorge Chemes.

Unos 700 productores agropecuarios, reunidos hoy en una asamblea realizada en esta ciudad, propusieron lanzar un cese de comercialización de productos agropecuarios y un plan de lucha contra el aumento de la presión impositiva nacional y bonaerense.

Convocada por la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa, (Carbap), en el encuentro ruralista hubo fuertes críticas al presidente Alberto Fernández y al gobernador bonaerense, Axel Kicillof, por la suba de los derechos de exportación y el aumento de impuestos en la provincia de Buenos Aires.

“Hay una presión impositiva asfixiante, de Nación, Provincia y los municipios; todos ellos van a tomar agua al mismo molino: el bolsillo nuestro”, dijo el presidente de Carbap, Matías de Velazco.

En la asamblea, que comenzó con la entonación del Himno Nacional, se hizo un minuto de silencio en conmemoración por cumplirse hoy los cinco años de la muerte del fiscal Alberto Nisman. “Falta Justicia en el país, vivimos un paradigma perverso”, dijo la productora Andrea Passerini, de Carlos Casares.

Pese a la dureza de los discursos, que pusieron de manifiesto el malestar del campo, los productores les pidieron a los dirigentes de la Mesa de Enlace que se reúnan con el Gobierno y encuentren soluciones.

En la asamblea también se propusieron otras medidas: dejar de pagar impuestos, reducir la producción, acercarse a la población urbana para explicar la situación del campo, realizar protestas en las rutas, sin cortarlas, y manifestarse en Buenos Aires, entre otras.

De la Mesa de Enlace estuvieron el presidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Jorge Chemes, y el presidente de la Federación Agraria Argentina (FAA), Carlos Achetoni. También estuvo el expresidente de CRA, Mario Llambías, y uno de los líderes de la protesta por la 125, en 2008. “El campo tiene que estar unido”, destacó.

La idea de los dirigentes es continuar con las asambleas -se realizará una en el sudeste bonaerense en las próximas semanas-, reclamar una reunión con el Gobierno y, si no hubiera respuestas, desembocar en un cese de comercialización y una protesta nacional en febrero.

“Basta de ser mansos”, concluyó el presidente de la Sociedad Rural de Pergamino, Jorge Josifovich.