Ambos casos tuvieron lugar este domingo.

En el marco del Operativo Sol personal del Destacamento de Policía Vial Gral. Conesa, sorprendió a dos conductores que circulaban por la ruta con mayor cantidad de alcohol en sangre que la permitida.

El exceso de alcohol es una de las conductas más graves dentro de la seguridad vial ya que está involucrada en gran parte de los siniestros viales.

Primer caso fue en el km 250 de la ruta11, se trató de un masculino de 41 años que viajaba a Bordo de un Renault 19 al realizar el control, el alcoholímetro marcó 1,66g/l. labrando el acta correspondiente. Se secuestró el rodado por no poseer conductor alternativo.

En el segundo caso frente al destacamento, se interceptó a un Peugeot 404 al mando de un masculino de 47 años de edad, que al realizar el control, el alcoholímetro marcó 0,87g/l labrando el acta correspondiente. Procediendo a la incautación del rodado.

Interviene Juzgado de Faltas Provincial de Dolores.