El dueño del campo del que se escapó el toro que causó el grave accidente de esta mañana en la ruta 2 fue identificado e imputado por el delito de “lesiones culposas”.

Se trata de un ciudadano de General Pirán, quien era el propietario del animal, y que además de la responsabilidad penal por el hecho deberá afrontar demandas civiles que podrían superar los 5 millones de pesos.

Así lo informaron fuentes judiciales quienes a su vez remarcaron que el alambrado del campo sito en el kilómetro 332,5 de la autovía 2, en sentido a Mar del Plata, se hallaba en perfectas condiciones por lo que se sospecha que el toro lo habría saltado.

El motivo por el cual fue imputado el hombre es que, como es sabido en el ámbito rural, este tipo de animales no deben permanecer en un potrero cercano a un ruta sin custodia humana ya que suele ser normal que intenten saltar los alambrados.